Vivimos corriendo.

Estándar

El compañero Sergio Vicente Burguillo nos envía un texto titulado “Vivimos corriendo”

Aprovechamos para recordaros que podéis mandar vuestros escritos para que los colguemos aquí y quien quiera pueda debatirlos. (Recordando también que La Caverna no tiene porque compartir lo que se escribe, como es este caso).

 

Vivimos corriendo

Anuncios

Un comentario en “Vivimos corriendo.

  1. Santiso

    Sergio,la verdad es que me ha costado bastante hacer este comentario, pues el texto (a lo mejor por lo comprimido) dice muy poco. Si no me equivoco, lo que dices es que gran parte de los problemas en las actuales relaciones interpersonales se deben a la velocidad peculiar de nuestro tiempo, y en eso estoy de acuerdo contigo. En lo que no puedo estarlo es en el contenido de la aceleración, en las soluciones y en el último párafo.
    Empiezas con una cita (supongo, ya que está entrecomillado) donde parece nociva una actitud que es liberadora para el ser humano. Este primer párrafo es bastante sorprendente, ya que lo que das a entender es que parte de esa aceleración es producto de las relaciones socio-económicas de los trabajodores. Bien, así se excluyen aquellas personas que no tienen vacaciones en estos términos, como pueden ser los empresarios. Esta gente, según la afirmación tuya, no vive corriendo, puesto que no están dentro de esas relaiones. Claro, yo no se si has trabajado alguna vez, pero te puedo asegurar que, o te gusta mucho tu trabajo, o lo que vas a estar deseando durante toda la jornada es salir. Pero esto no supòne ningún problema, ni imprime velocidad a la vida, es una muestra de la liberación que siglos de lucha proletaria han conseguido. Cuando el obrero se dió cuenta de que trabajar no era una obligación, sino un derecho, ya que nuestra vida depende de ello, empezó a ser incómodo. Entonces, todos estos que n han dado un palo al agua y no han salido en su vida de un despacho, empezaron a enaltecer el esfuerzo de la misma manera que Stalin fomento el estajanovismo, con el único fin de evitar una mayor reducción de la jornada laboral, y una mayor implicación del ocio con vistas a la siguiente jornada (esto de si trabajas mañana, hoy no salgas y acuestate pronto). No vivimos corriendo porque estemos deseando salir del trabajo, sino por nuestra vida fuera del trabajo. Así que el primer párrafo es logicamente absurdo, pues lo contrario sería que nuestra vida sería más lenta si no estuviesemos deseando acabar nuestra jornada laboral. Es decir, parece qu la solución es un mayor sometimiento a las necesidades económicas del empresario. Cuando trabajes de forma continua, cuando en el metro siempre veas las mismas caras, cuando siempre comas en el mismo sitio, en fin, cuando te sumergas en la rutinaria vida laboral, tú también estarás deseando salir de trabajar, porque el trabajo no es vida, la vida es lo que viene después del trabajo, la vida es por lo que trabajamos. Por ello desear que llege cuanto antes el ocio no es vivir corriendo, sino desear que la vida llege cuanto antes.
    Sobre el segundo párrafo dos cosas. Primero, el problema del divorcio no está en la facilidad para realizarlo, sino en la facilidad para casarse y en los matrimonios por penalty. Si dos personas no se soportan estando juntas, es que no deben estar juntas, simplemente. Es una cuestión más del creciente individualismo del sistema liberal que de la progresiva aceleración de nestras vidas. El estrés, por otro lado, está provocado por el trabajo, y no por el ocio. Si trabajasemos menos, y difrutasemos más, tendriamos menos estrés, y esto es una relación facilmente cuantificable.
    El siguiente párrafo es aun más caótico. El problema no es la necesidad de rellnar esos huecos, sino todo lo contrario: lo comprimido de esos huecos, y la creciente necesidad del dinero para rellenarlos. Pero esto no es un problema del ocio, sino de las condiciones laborales, de la implantación del sistema laboral. En Cuba no se vive corriendo, no existe esa necesidad propia de los sistemas liberales. Sobre esto hay una novela excelente: Un mundo feliz, de Huxley, donde se representa una vida encorsetada hecha para el sostenimiento de un dterminado sistema económico. Por otro lado, los divorcios se producen, casi hasta la actualidad, entre personas que no han usado el ordenador como herramienta clave en sus vidas, así que no puede ser la multimedia el problema. Lo será para la siguiente generación, criada completamente con este sistema, y para ello aun queda una década.
    No es rápida nuestra vida. La velocidad está en la moda, en los productos que nos ofrece el poder económico. Un politono cada dia, un nuevo juego en el movil, un movil nuevo… Hoy, un disco es antiguo después de dos años; pedir cuentas por la politica de un partido de hace 8 años es hablar del pasado… E problema está en lo que consideramos progreso, es decir, en la velocidad con la que circula el dinero. Nuestra vida, si es rápida, es porque se dirige (recuerda las clases de Fuentes) hacia cosas que ocurren rápidamente. Pero el problema no es nuestro, sino del sistema lberal, que es el que sucede rápidamente y en el que nos semi-obligan a vivir (pues, como yo muchos, tenemos el mismo movil desde hace 6 años y ninguna necesidad de que tenga cámara). Cargar las culpas sobre la parte débil es seguir manteniendo aquella máxima de muchos filósofos de la vida que reza en algunos lados como sigue: las ideas dominantes en cualquier época fueron sienpre solo las ideas de la clase dominante. Te recomiendo (aunque lo vas a estudiar en tercero o cuarto) que te leas El miedo a la Libertad, de Erich Fromm; o que leas lo que sobre la globalización y la guerra dice Virilio, pues hasta donde yo creia conocerlo no se agusta muy bien a lo que tú deduces.
    Después realizas una relación entre las drgas y el aborto que, sin ser falsa, no es exclusiva, ni siquiera mayoritaria, entre otras cosas porque está demostrado cientificamente que un organismo alterado tiene menos posibilidades de quedar embarazado que uno en condiciones normales.
    Sobre el aborto y lo que dices sobre los misioneros, solo puedo decirte que seas coherente. Lo primero es saber que desde el catolicismo no se puede prohibir nada, pues nosotros creemos en el libre albedrio pues es fundamento del juicio final. No se puede legislar para prohibir, sino para castigar. Claro, castigar a una mujer por abortar no es un mensague que podais transmitir de forma tan demagógica como cuando decis que protegeis la vida (los que creeis en la ilegalización). Hay que tener en cuenta, además, que la que va a tener una vida determinada es la madre, y no vosotros. No voy a decir aborto si, aborto no; pero sed coherentes y cuando decis “hay que ayudar a esas mujeres”, proponed que os lo den en adopción. Pues obligais a traerle a la vida, sed responsables de esa vida. Así no se asesinaría a nadie.
    Y para finalizar, los valores humanos son animales, y se modificaron para hacerlos humanos. Esto es así, y cuando estudies a gente como Nietzsche, lo verás claramente. Los valores cambian porque de hecho han cambiado. Existen unos universales, claro, pero no son los cristianos, ese es un pensamiento un tanto prepotente de quien se considera por principio en posición de la verdad. El amor no está en Cristo sino para quien lo busca en Cristo; para otras personas puede estar en Gandhi, en Buda… El amor está en las personas buenas que dan ejemplo, no en las doctrinas religiosas cuya historia está tan plagada de atrocidades. Porque no os veo decir nada del hereje de Torquemada; o la exclusión racial hacia los judios no pertenecientes a Sion (aunque para estos antisemitas, todos lo son); sobre la inqisición o sobre Copérnico. Para los que creemos que la vida es eterna, que no se debe vivir corriendo, esto no es el pasado, sino lo que nos lleva al presente. La vida nunca fue feliz hasta que no destruimos el poderde las iglesias; el mundo islámico vive como vive, porque siguen siendo como los católicos hace dos siglos (en España, desde hace treinta). El poder religioso, cuando legisla, es contrario a Dios y la mayor blasfemia existente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s