Spinoza y Nosotros

Estándar

Os dejamos aquí un texto titulado “Spinoza y Nosotros” cuyo autor prefiere permanecer en el anonimato.

Ponemos un pequeño extracto del mismo y os recomendamos su lectura.

    “¿Qué efecto pueden producir todas estas líneas? Mi objetivo al escribir esto no era otra cosa que provocar un cambio de rumbo en nuestro hacer política usual. Se impone como una necesidad tratar de superar las pasiones tristes que nos llevan a hacer del odio un motor revolucionario. Nadie dice que esto sea una labor fácil debido a que somos personas y estamos por ello sometidos a determinadas dinámicas de afectos. A veces vemos lo mejor y obramos lo peor, nos dice Spinoza. En cualquier caso mediante la meditación común de estas cuestiones encontramos nuevas vías a explorar y si las exploramos y encontramos como fruto mayor alegría, no cabe duda de que caminaremos por esos senderos.
            Esto nos lleva a hacer de la política un encuentro alegre. La política ya no cumplirá la función de deprimir a generaciones enteras por no ser capaces de hacer la Revolución social. La política se constituye de esta manera como un lugar de encuentro de potencialidades individuales que se erigen en un movimiento común capaz de intensificar la vida de cada voluntad particular. Desterrando entonces la moral de la actividad política  nos liberamos del imperativo moral de realizar la Revolución. La revolución se convierte ahora en una práctica cotidiana y en una tensión transformadora de lo existente. Spinoza, desde su retrato carcomido por la humedad, parece decir algo al respecto:
            “En cuanto que enseña cómo debemos comportarnos con las cosas de la fortuna, o sea, las cosas que no están en nuestra potestad, es decir, que no se siguen de nuestra naturaleza, a saber: esperar y soportar con ánimo igual las dos caras de la fortuna, puesto que todas ellas se siguen del decreto eterno de Dios con la misma necesidad con que de la esencia del triángulo se sigue que sus tres ángulos son iguales a dos rectos” (proposición 49, escolio [l], parte II).
            Eso que enseña cómo debemos comportarnos con las cosas de la fortuna no es otra cosa que la necesidad con la que se siguen los decretos de Dios, tal como ya hemos explicado. Comprendiendo la concatenación causal de las cosas comprenderemos cuáles son nuestros límites de actuación sobre nuestra realidad y en esa medida podremos efectuar un cambio real del mundo que nos rodea y no quedarnos suspendidos en valoraciones morales que nos llevan a odiar al prójimo.
            Los revolucionarios de esta manera nos constituimos como potencia transformadora pletórica de alegría.”

 

Spinoza y nosotros

 

Anuncios

8 comentarios en “Spinoza y Nosotros

  1. Jesus

    He leído ATENTAMENTE el trabajo y he llegado a una conclusión: TODOS los putos revolucionarios sois igual, la moral os importa una mierda, tan sólo satistacer vuestras ansias de felicidad.
    Más rezar y menos leer a ese puto judío, que ni en la sinagoga lo querían.

  2. Félix

    “Gritamos ETA porque ello nos recuerda a represores tendidos sobre el suelo y en esa medida nos alegramos, al igual que recordamos ahora a Spinoza: quien imagina que se destruye aquello que odia, se alegrará”

    ¿Pero qué clase de perturbado se alegra cuando ve un atentado por la tele? Menudo hijo de puta el que haya escrito esto. Ya veis donde lleva el ateísmo de Spinoza, a la ETA pura y dura.

    Spinoza = ETA

    Todos con Isaías.

  3. Diferenciando

    Oye, q yo soy revolucionaria y me parece una sandez el texto y todo el rollitos spinozista de moda. Hace falta una revolución porque el capitalismo es injusto, racionalemtne injusto, y no por una especie de “amor a los hombres” o por una necesidad onanista, vaya gilipollez. Mi “motor revolucionario” no es el odio hacia individuos es la certeza de una injusticia.

  4. Profesor palacios

    Sólo hay una cosa con la que se puede definir esa perversión Spinoziana: “borrachera de poder”
    La virtud moral es una certeza que se presenta directamente en los actos humanos, nadie puede negarlo. Todos somos co-responsables del valor moral de todas las personas, y con ello de nuestro destino. Es por ello que nos vemos cotidianamente implicados por medio de esas esencias verdaderas que se nos revelan en actos dotados de peculiar bondad, como dotados de una propiedad más, ya sean el color, o el sonido, la dureza, etc. La conciencia no nos miente, nos muestra claramente objetos de los que no podemos dudar, que son innegables, más aún si se trata de objetos ideales como los números o los fenómenos de valor, como la bondad, o la maldad, los cuales atravesamos con el intelecto con meridiana claridad, en toda su totalidad.

    Por favor, no lean este trabajo, el ateismo nos ciega, pretende borrar las intuiciones inmediatas e indudables a la luz de las cuales pueden empezar a comprenderse las cosas. Lo peor del ateísmo no es que uno no crea en Dios, sino que uno empieza a creer en cualquier cosa.

    “No hay nada en la tierra que tan originaria, inmediata y necesariamente haga volverse buena a una persona como la simple intuición evidente y adecuada de la bondad de una persona buena” Max Scheler

  5. Edu

    Diferenciando:

    ¿Qué clase de motor es una certeza de una injustiza? ¿el cosquilleo del entusiasmo y el respeto salido de la contemplación de la legalidad pura, es decir, de la nada? ¿Es el motor inmovil?

    Define que significa “racionalmente injusto”. Y después argumenta porqué es preferible lo “racionalmente” justo a lo “racionalmente” injusto.

  6. Hay que COMPRENDER. Comprender lo que es justo y lo que es injusto verdaderamente más allá de las envidias y las querencias infantiles.COMPRENDER las causas de nuestra situación y las razones de nuestros objetivos. Y para comprender hay que equiparse con conocimientos y reflexionar y reflexionar y luego saber como pasar a la accion de una manera eficaz. La verdadera revolución es la del CONOCIMIENTO y la COMPRENSION. Señores, aprendan y reflexionen, no hay otra revolución.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s