7 comentarios en “Cómo participar

  1. Pituli

    Si no estais adscritos a ninguna ideología, ¿por qué aparece en vuestro logo una estrella roja?

    “La estrella roja de cinco puntas es, a menudo, un símbolo del socialismo o del comunismo que representa a la vez los cinco dedos de la mano del trabajador y los cinco continentes, lo que se relaciona con el internacionalismo del lema marxista: Trabajadores del mundo, ¡uníos!. Otra posibilidad menos frecuente las relaciona con los cinco grupos sociales que posibilitaron el tránsito al socialismo: la juventud, los militares, los obreros, los campesinos y los intelectuales.

    Puesto que Marx y Engels la usaban de símbolo, la estrella roja fue colocada junto a la hoz y martillo en la bandera roja soviética. De ahí rápidamente diferentes tendencias socialistas fueron identificándose con esta.”
    Fuente: http://www.es.wikipedia.org/wiki/estrella_roja

  2. lacavernadefilosofia

    Para que nadie se engañe. Mayoritariamente la caverna se compone de gente políticamente comprometida con una lucha anticapitalista, sólo desde la cual, entiende, es posible defender una universidad en condiciones. Ello, por cierto, tampoco es algo muy determinado, puesto que dentro del anticapitalismo hay muchos tipos de caminos.
    Lo cual no es óbice para que en la caverna hayan participado, participen y vayan a participar personas de todo tipo, contrarias ideológicamente a la mayoría de la caverna, o indiferentes a la política en general pero sí interesadas en colaborar para construir una facultad mejor.
    Por otra parte, deseamos que a construir esta facultad contribuyan cuantas más personas mejor, y estamos convencidos de que es bueno discutir y entenderse.
    En todo caso, animamos a quienes nos leen a que se planteen si es deseable convertir este espacio con el que humildemente intentamos contribuir al bien de la facultad en un depósito de frikis de internet buscando cómo malgastar mejor su tiempo, o en un espacio de gente sensata que se atreve a echar una mano en la facultad. Nada más.

  3. Jose

    Desde fuera de la facultad (aquellos que ya nos hemos licenciado y apenas pasamos por allí)tengo que felicitaros por el blog. Me ha venido muy bien para conocer los vídeos de Fuentes y Liria y echar un vistazo a algunos artículos.

  4. Pituli

    Sólo preguntaba… ¿Me estás diciendo que malgasto mi tiempo preguntando y que soy un friki de internet?
    Quería que quedase manifiesta la incongruencia, simplemente. Es como si uno de esos países que tienen en la bandera un AK-47 “Kalashnikov” de repente afirma que son pacifistas…
    No tenéis ideología, pero en vuestro “emblema” aparece un símbolo político conocido por todos. Imagína que en vez de eso es un águila con el “Una, Grande, Libre” o una cruz gamada, a lo mejor así vez mejor la incoherencia.
    No malgastaré más mi tiempo, tranqui.

  5. Carlos J.

    “XXI. Pero con su victoria se puso de manifiesto también el error fundamental de Marx. Él indicó con exactitud cómo lograr el cambio total de la situación. Pero no nos dijo cómo se debería proceder después. Suponía simplemente que, con la expropiación de la clase dominante, con la caída del poder político y con la socialización de los medios de producción, se establecería la Nueva Jerusalén. En efecto, entonces se anularían todas las contradicciones, por fin el hombre y el mundo se habrían visto claramente en sí mismos. Entonces todo podría proceder por sí mismo por el recto camino, porque todo pertenecería a todos y todos querrían lo mejor unos para otros. Así, tras el éxito de la revolución, Lenin pudo percatarse de que en los escritos del maestro no había ninguna indicación sobre cómo proceder. Había hablado ciertamente de la fase intermedia de la dictadura del proletariado como de una necesidad que, sin embargo, en un segundo momento se habría demostrado caduca por sí misma. Esta “fase intermedia” la conocemos muy bien y también sabemos cuál ha sido su desarrollo posterior: en lugar de alumbrar un mundo sano, ha dejado tras de sí una destrucción desoladora. El error de Marx no consiste sólo en no haber ideado os ordenamientos necesarios para el nuevo mundo; en éste, en efecto, ya no habría necesidad de ellos. Que no diga nada de eso es una consecuencia lógica de su planteamiento. Su error está más al fondo. Ha olvidado al hombre y ha olvidado su libertad. Ha olvidado que la libertad es siempre libertad, incluso para el mal. Creyó que, una vez solucionada la economía, todo quedaría solucionado. Su verdadero error es el materialismo: en efecto, el hombre no es sólo el producto de condiciones económicas y no es posible curarlo sólo desde fuera, creando condiciones económicas.”
    Párrafo XXI de la Encíclica de Benedicto XVI
    Spe Salvi

  6. Pedro Santiso Pérez

    queria saber de que manera se puede colaborar con vosotros en ese ideal común de una universidad propiamente dicha desde la aportación de los nuevos alumnos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s